Técnicas de tratamiento de Fascias y Cadenas Musculares
Una fascia es una membrana de recubrimiento del cuerpo humano. Las fascias de los músculos y las vísceras proporcionan soporte, nutrición, protección y distribución de cargas a través del sistema linfático e intercomunican diversas partes del cuerpo humano. Es por eso que una adherencia, traumatismo o congestión en un área puede repercutir a distancia. Cuando existe una disfunción en el cuerpo las fascias pueden responder a este estimulo nocivo generando tensiones y si no se trabaja con estas fascias la tensión en el cuerpo continuará.

A pesar de que los músculos tienen cierta independencia en realidad es que el cuerpo trabaja en conjunto. Los autores para su estudio biomecánico han dividido sus funciones con base en su biomecánica y su función en cadenas musculares; a través de estas se transmiten las fuerzas y las cargas del cuerpo humano siendo estas cargas físicas o emocionales. Una persona con depresión adoptara una postura que genera tensiones musculares diferentes a una persona eufórica. Se dice que a través del tratamiento de posturas podemos influenciar la personalidad del individuo.

Las técnicas que se utilizan para influir sobre estas fascias se engloban en el concepto conocido como manipulación de tejidos blandos o liberación miofascial e incluyen bombeos, estiramientos y masaje.